Protesis de cadera
 

 
Protesis de cadera
imagen
CONSEJOS PARA PACIENTES CON PROTESIS TOTAL DE CADERA
EJERCICIOS PERIODO POSTOPERATORIO

Este programa de ejercicios deberá realizarlo tras la cirugía para recuperar el movimiento de la cadera e ir fortaleciendo progresivamente los músculos de la pierna.
Es conveniente que realice unas 10 repeticiones de cada ejercicio, 3 veces al día (excepto si se indica otra cosa en la explicación de cada uno). Los ejercicios no deben provocarle sensación de falta de aire, ni aumentar excesivamente el dolor. Si esto ocurre con alguno de ellos, disminuya el número de repeticiones o consulte a su fisioterapeuta.

DESDE EL PRIMER DÍA DESPUÉS DE LA OPERACIÓN debe realizar los siguientes ejercicios:

• Flexión - Extensión de tobillo: se trata de mover el tobillo primero hacia la nariz (tirando del dedo gordo hacia usted) y luego hacia abajo (llevando el pie hacia la cama). Lo realizará tumbado boca arriba sobre una cama, con la pierna elevada poniendo una almohada bajo el tobillo y 10 veces cada hora. Este ejercicio favorece la circulación.

• Tumbado sobre su espalda con las piernas extendidas, coloque un rodillo bajo el tobillo. Contraiga la parte delantera de la pierna, llevando la punta de los dedos hacia la nariz e intentando tocar con la parte posterior de la rodilla la cama. Mantenga durante 5 segundos (cuente hasta 5 despacio y en voz alta ) y descanse otros 5.

• Todos los días debe doblar la rodilla. Cada día deberá doblar forzando un poco más. Puede empezar a hacerlo deslizando el pie con la planta apoyada en la cama. La otra pierna deberá estar apoyada en la cama. Doble primero la pierna y después estírela de nuevo.


CUANDO PUEDA SENTARSE (probablemente, a partir del segundo día) realizará, además de los anteriores ejercicios:
• Extensión de rodilla: Sentado sobre la cama o en una silla, estirar la rodilla lo máximo posible. Mantener 5 segundos (cuente hasta 5 en voz alta) y relajar otros 5.

• Sentado en una silla, apoye sus manos en los reposabrazos y haga intentos de levantarse echando todo el peso del cuerpo en ellos. En esta posición cuente hasta 5 en voz alta. Vuelva a sentarse y descanse. Esto le ayudará a ganar fuerza en los brazos.



CUANDO SE LE DÉ EL ALTA (incluso si le es posible puede comenzar antes) deberá seguir realizando los ejercicios anteriores y añadir los siguientes:

• Elevación de la pierna: Tumbado de espaldas sobre la cama, doble la pierna no operada manteniendo la planta del pie apoyada en la cama. Estire bien la pierna operada y levántela unos centímetros de la cama. Mantener 5 segundos (cuente hasta 5 en voz alta) y bajar lentamente la pierna.

DEAMBULACIÓN
Tras la operación, dependiendo de su estado general y de su habilidad, se le enseñará a caminar con andador o con muletas, dependiendo de cada caso.
Deberá aprender a caminar sobre terreno llano y a subir y bajar escaleras con estos aparatos.
Si es posible, comenzará a andar directamente con las muletas, aunque en esta guía incluimos también cómo se usa un andador por si fuera necesario.
Es importante que use zapato cerrado, sin tacón ni cuña y con suela antideslizante para evitar tropiezos o caídas.

MARCHA CON ANDADOR
Le recomendamos que siga las siguientes instrucciones:

POSICIÓN:
1. Altura del andador: habitualmente, el personal sanitario le adaptará la altura de su andador. Como referencia recuerde que cuando usted esté de pie, la empuñadura debe quedar a la altura de su cadera.
2. Coja el andador por sus empuñaduras de forma firme y asegúrese de que esté bien apoyado en el suelo.
3. Debe estar recto, con la pierna operada bien estirada y derecha, de tal forma que la puntera de su pie no se desvíe hacia dentro ni hacia fuera, ha de quedar mirando hacia delante.

CAMINAR:
1. Adelante en primer lugar el andador.
2. Eche la pierna operada sin cargar mucho peso en ella.
3. Por último, eche la pierna sana.
RECUERDE: “Andador, pierna operada, pierna sana”.

DARSE LA VUELTA:
Cuando vaya caminando y desee girar hacia un lado o darse la vuelta completa, siga estos consejos:
1. Mueva el andador hacia donde quiera girar.
2. Dé pasos cortos echando primero la pierna del lado que gira.
De esta forma, irá dándose la vuelta poco a poco, evitando girarse sobre sus pies, pues corre el riesgo de caída.

MARCHA CON BASTONES

Los bastones se utilizan para proteger su rodilla operada y evitar así echar demasiado peso en ella.

POSICIÓN:

1. Altura de los bastones: habitualmente el personal sanitario le adaptará la altura de los bastones. Como referencia, recuerde que cuando usted está de pie, la empuñadura debe quedar a la altura de su cadera y el reposabrazos por debajo de su codo. Si es así, su altura es la correcta.
2. Colóquese recto y relajado, con la pierna operada también estirada y recta, de forma que la puntera de su pie no esté ni hacia fuera ni hacia dentro, ha de quedar mirando hacia delante.


CAMINAR:

1. Adelante primero el bastón del lado operado y la pierna sana.
2. En segundo lugar, eche el otro bastón y la pierna operada. No deje atrás los bastones, pues no le servirán de apoyo y podría caerse.


DARSE LA VUELTA:

Cuando vaya caminando y quiera darse la vuelta o girar hacia un lado siga estos consejos:
1. Vaya dando pasos cortos como ya le hemos enseñado hacia donde quiera girar.
2. No debe girarse sobre su pierna operada.

ESCALERAS

Se le indicará cuándo debe empezar a subir y bajar escaleras, ya que dependerá de su caso particular.


SUBIR ESCALERAS:

Para facilitárselo, siga los pasos que describimos a continuación:

Sin barandilla:

1. Eche la pierna sana apoyándola en el primer escalón.
2. Coloque la pierna operada en el mismo escalón que la sana.
3. Adelante los bastones hasta estar en el mismo escalón.



Con barandilla y una muleta o bastón:

1. Subir la pierna sana apoyándola en el primer escalón
2. Subir al mismo tiempo la pierna operada y el bastón o muleta.

BAJAR ESCALERAS

Sin barandilla:

1. Eche primero los bastones.
2. Coloque la pierna operada en el mismo escalón que los bastones.
3. Adelante la pierna sana hasta el mismo escalón.





Con barandilla:

1. Bajar la muleta o bastón al siguiente escalón.
2. Bajar la pierna operada.
3. Bajar la pierna sana.



RECUERDE: “Subir con la pierna sana, bajar con la pierna operada”.
ACTIVIDADES COTIDIANAS

A la hora de realizar sus actividades durante el día puede tener dificultad para doblar la cadera.
Vamos a intentar darle una serie de sugerencias para que sea lo más independiente posible después de su operación.


SENTARSE EN LA SILLA

¡Debe sentarse siempre en una silla alta!. También es importante que tenga reposabrazos, porque podrá utilizarlos para apoyarse cuando se siente o se levante.
¡No intente cruzar las piernas!.

SENTARSE:

1. Colóquese de espaldas a la silla hasta notar el roce del asiento en sus pantorrillas.
2. Vaya estirando hacia delante su pierna operada.
3. Apoye sus manos en los reposabrazos y eche en ellos el peso del cuerpo.
4. Con ayuda de sus manos y de su pierna, inclínese hacia delante un poco y baje hasta tocar el asiento.
5. Una vez sentado, colóquese de forma correcta.



LEVANTARSE:

1. Estire hacia delante la pierna operada.
2. Apóyese en los reposabrazos.
3. Inclínese hacia delante cargando el peso de su cuerpo sobre su pierna sana y los brazos.
4. Póngase derecho una vez esté de pie.




TUMBARSE EN LA CAMA

No coloque una almohada bajo la pierna, porque puede provocarle rigidez en la cadera y en la rodilla, dificultando esto el estiramiento de la misma. Es importante utilizar una cama alta, para evitar la flexión excesiva de la cadera tanto al acostarse como al levantarse. Lo más fácil, en su domicilio, será colocar dos colchones.



IR AL INODORO

A veces, el inodoro de su domicilio es un poco bajo. En el mercado existen adaptadores de unos 10 cm de alto, cuya función sería la de un cojín normal para una silla.

Para sentarse o levantarse, seguirá los mismos pasos que si se tratara de una silla.


EL BAÑO

DUCHA:

Puede elegir entre estar de pie o usar una silla dentro de la ducha.
Es conveniente que coloque una alfombra antideslizante para evitar resbalar.

1. Camine hasta el borde de la ducha y vaya dándose la vuelta hasta quedar de espaldas a la ducha.
2. Mantenga una mano fija y con la otra alcance la parte de atrás de la silla.
3. Pase primero la pierna operada y después la no operada.

Sólo debe ducharse cuando su médico le dé permiso.




BAÑERA:

Es recomendable que al principio utilice una silla dentro de la bañera. Puede instalar una barra para poder agarrarse y usar una esponja de baño de mango largo y una manga de ducha para lavarse.

1. Camine hasta la bañera. Deberá darse la vuelta hasta que esté de espaldas a la bañera.
2. Alcance la silla llevando una mano hacia atrás y mantenga la otra fija.
3. Siéntese en la silla. Levante las piernas por encima del borde de la bañera y colóquese mirando hacia el grifo. Debe lavarse en esta posición.

Para salir de la bañera:
1. Vaya girando mientras levanta las piernas por encima del borde de la bañera.
2. Impúlsese con los brazos para ponerse de pie fuera de la bañera.

EL COCHE

Importante:suplemente la altura del asiento para
impedir la flexión forzada de la cadera.(cojín,etc)
1. Siéntese de espaldas.
2. Baje lentamente hasta el asiento.
3. Rote el cuerpo y póngase de frente



CONSEJOS PRÁCTICOS EN CASA

- Usar delantal con bolsillos.
- Quitar alfombras del suelo, lo que evitará caídas.
- En el mercado existen algunos aparatos especiales para poder coger cosas del suelo sin agacharse. Si usted tiene dificultad para ello, puede conseguir uno que le facilite esta tarea.

OTRAS CONSIDERACIONES
ACTIVIDADES
• Continuar andando con muletas o andador hasta que se le indique lo contrario.
• Cargar peso y caminar sobre la pierna como sea más confortable.
• Caminar es uno de los mejores métodos de terapia física y de fortalecimiento muscular (nunca hacerlo en exceso)
• Debe evitar actividades que causen estrés a la articulación, como por ejemplo:
- Dar golpes o movimientos bruscos: saltos con cuerda, tenis, exceso de marcha, correr o hacer footing, deportes de contacto
- Carga de exceso de peso (evitando levantar pesas grandes). Evitar sobrepeso (disminuir de peso, dieta)
- Actividades como arrodillarse, sentarse en sillas o sillones bajos
OTROS CONSEJOS
• No se moje la cicatriz hasta que le retiren las grapas.
• Eluda las relaciones sexuales durante las primeras 4-6 semanas. La actividad sexual se puede reanudar después de 2 meses.
• Puede volver a trabajar a los 3-6 meses, según indique su médico.
• No debe conducir hasta pasados 3-6 meses, según indique su médico.